UN PANORAMA MAS AMPLIO

Publicado el 27 de mayo de 2020 por Linda Seabrook

 

Un beneficio de vivir la vida en casa este último tiempo es que he podido pasar mucho tiempo leyendo la Biblia. Crecí conociendo historias y versículos de las Escrituras, pero no fue hasta que ingresé a “Bible College” a principios de mis 20 que leí toda la Biblia y comencé a entender cómo funciona todo junto. Tengo que decir que la experiencia cambió todo para mí y comenzó a crecer en mí un amor por la Palabra de Dios.

 

Aunque he usado planes diferentes en el pasado, este año realmente he disfrutado un plan de lectura bíblica de cinco días. Todos los días estoy leyendo el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y, a menudo, los Salmos, con las lecturas correspondientes entre sí. Por ejemplo, últimamente he estado leyendo sobre la vida de David en 1 y 2 de Samuel, y luego leyendo un Salmo que él habría escrito en respuesta a un evento específico registrado. Cuando estaba leyendo Génesis y Éxodo, también estaba leyendo Hebreos, incluida su lista de fieles patriarcas del Antiguo Testamento en Hebreos 11. Si no tiene un plan que esté utilizando actualmente, recomendaría este: “https: // fivedaybiblereading.com/” No hay mejor momento para comenzar que ahora. ¡No tiene que esperar el comienzo de un nuevo año para comenzar a leer la biblia!

 

Entonces, ¿por qué es tan importante leer toda la Biblia? Puede ser propenso a leer la Biblia al azar y con mayor frecuencia del Nuevo Testamento. Sin embargo, Dios escribió un libro completo desde Génesis hasta Apocalipsis, y todo lo que leemos debe entenderse a la luz de la escritura. Si leemos solo el capítulo ocho de una novela, podemos echar un vistazo a la historia del autor, y el libro nunca tendrá un impacto total. De hecho, la mayoría de nosotros nunca consideraría leer un libro de esa manera (¡aunque se sabe que en ocasiones leemos un final del libro o de una novela sin haberlo terminado!).

 

Esta debería ser la forma en la cual debemos leer la Biblia.

 

Primero que nada, necesitamos entender el Nuevo Testamento a la luz del Antiguo Testamento. Por cierto, Jesús conocía muy bien el Antiguo Testamento y lo citó setenta y ocho veces, incluido el Pentateuco (Génesis a Deuteronomio) veintiocho veces. Si no entendemos los libros del Antiguo Testamento, no podremos entender completamente lo que Jesús quiso transmitirnos, así como tampoco sabremos cuando fue el cumpliendo de las profecías del Antiguo testamente en el Nuevo.

 

En segundo lugar, cuando leemos un pasaje sin tener en cuenta el contexto ni el panorama general, es posible que no entendamos completamente lo que estamos leyendo. Sin embargo, si comenzamos con una visión de lo que ocurrio antes, lo que siguió después, sin duda tendrá un mayor impacto en nuestros corazones. Cuando David pensó “crea en mí un corazón limpio” en el Salmo 51, después de haber adulterado, lo cual esta registrado en 2 Samuel, comenzaremos a ver verdaderamente las grandes profundidades de la misericordia y la gracia de Dios. Y cuando Pablo escribe repetidamente “alegrarse” a los filipenses, lo esta escribiendo desde una celda de la prisión, eso no lleva a entender del tipo de alegría que habla Pablo a pesar de las circunstancias, y no lleva a un nivel completamente nuevo.

 

Por último, pero no menos importante, ¡se puede ver a Cristo en todo esto! Jesús no está vivo solo en los evangelios. Está anunciado en todo el Antiguo Testamento, en el Pentateuco, en los libros históricos, poéticos y proféticos. Él es un ejemplo para seguir y Aquel en quien ponemos nuestra esperanza, como se enseña en las epístolas del Nuevo Testamento. Un libro muy útil para que pienses de esta manera:  Cristo esta desde el principio hasta el fin. ¡Te insto a que lo revises!

 

Siempre estoy agradecido por una iglesia que se compromete a predicar a través de toda la Biblia, un libro a la vez. Si nunca has comenzado en Génesis, ¡Te desafío a comenzar pronto! Sin duda, en el camino puede sentirse atrapado o sucumbir a creer que es demasiado difícil. ¡Continua porque prometo que el final es espectacular!

Linda Seabrook

lseabrook@redemptionlondon.ca